Lun. Sep 28th, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Salvo Su Mejor Opinión

3 minutos de lectura
Gobierno Acabado
Por. Héctor Gómez De La Cortina Guerrero
Lo comenté aquí anteriormente en la columna “Diálogo
que no sirve para nada”. Cuando la secretaría de Gobernación anunció que
instalaría mesas de diálogo con la disidencia magisterial, fue la primer señal
de la debilidad del gobierno de la república ante el grupo de facinerosos que
desde hace meses le han venido haciendo la vida imposible a los habitantes de
Oaxaca, Chiapas, Michoacán, la ciudad de México y Guerrero. 
Qué demonios iban a
dialogar me preguntaba aquella ocasión si los “maestros” exigen la abrogación
de la reforma y el gobierno no lo acepta. Ahora ya lo vamos sabiendo amables
lectores. El gobierno federal ha cedido en casi todo, ya le pagó quincenas a
los faltistas, ya liberó de prisión al tenebroso Rubén Núñez y mantendrá en la
impunidad a quienes han venido perturbando el orden público. ¿Qué han recibido
a cambio? Absolutamente nada, la CNTE, 
envalentonada continúa realizando
bloqueos, exige la abrogación de la reforma; juicio político al infame
gobernador de Oaxaca Gabino Cué y la renuncia de Aurelio Nuño como titular de
la SEP.
¿Y de que querrán su nieve los señores de la CNTE? Tan
solo escribir el párrafo anterior se me revuelve el estómago. Solamente un
gobierno omiso, irresponsable, cobarde e imbécil es capaz de conceder tantos
privilegios sin recibir nada a cambio, sacrificando la educación de miles de
niños y el empleo de miles de trabajadores. Solamente un gobierno ineficaz es
capaz de seguir tolerando tantas afrentas. Solamente un gobierno cínico es
capaz de voltear el rostro hacia otro lado y dejar en estado de indefensión a
sus gobernados. Solamente un estado inoperante se deja chantajear por una
minoría de salvajes.
La instalación de las mesas de diálogo en la SEGOB
significó un golpe político devastador para Aurelio Nuño. El titular de la SEP
fue relevado del conflicto, lo hicieron a un lado, no lo tomaron en cuenta,
echaron a la basura su posición (a mi entender correcta) de no dialogar con los
disidentes hasta que regresaran a clases. Los reflectores se le fueron en su
totalidad a Osorio Chong, rival de Nuño para la nominación priista en el 2018.
Y es que no nos engañemos, la sucesión presidencial está a la vuelta de la
esquina y nadie quiere salir raspado, por eso Osorio prefirió el diálogo y de
nada le sirvió su anuncio bravucón del 1º de julio cuando advirtió que “el
tiempo se había agotado”. Por eso Nuño ahora se placea en todos lados mostrando
“el nuevo modelo educativo” y trata de alejarse del pleito permanente con la
CNTE. Por eso Peña no quiere hacer el uso legítimo de la fuerza, porque de
resultar un desastre, los mismos que hoy le exigen que actúe, serán los mismos
que pidan su cabeza si hay muertos.
El gobierno de Peña ha llegado a su fin, ya no tiene
margen de acción, nadie le cree absolutamente nada. Aquél slogan de campaña de
que había que votar por los priistas porque ellos sí sabían gobernar, porque
ellos sí tendrían el control, resultó un fiasco, una falacia por lo menos con
este gobierno. Peña es un presidente inoperante, acobardado y pusilánime. Nuño
es un cartucho quemado, lo anuló la CNTE; Osorio Chong no es confiable cuando
anuncia la utilización de la fuerza y recula para quedar como el niño regañado.
2018 está muy cerca y los ciudadanos como siempre,
seguimos siendo rehenes de los intereses políticos.
Twitter: @gomez_cortina

Mas reportajes

1 minuto de lectura
5 minutos de lectura
1 minuto de lectura

Deja un comentario