28 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Salvo Su Mejor Opinión

3 minutos de lectura

Basave Y Beltrones



Por.-Hector Gómez de la Cortina

Luego de los resultados de la pasada contienda electoral tanto Agustín Basave, líder nacional del PRD, así como Manlio Fabio Beltrones, presidente nacional del PRI renunciaron a sus respectivos cargos, aunque en ambos casos las razones de fondo son distintas, la decisión del académico y del político por antonomasia tienen un origen común: los paupérrimos resultados de sus partidos el domingo 5 de junio.

 Agustín Basave fue el primero en presentar su renuncia. Basave argumentó para su columna publicada en El Universal este lunes, que si aceptó la propuesta de dirigir al PRD fue “por su anhelo de forjar una opción socialdemócrata y combatir la corrupción rampante del actual régimen priista”. 
Dijo también que hubo prácticamente unanimidad en torno a su figura y que pensó que un externo como él iba a poder servir de puente de entendimiento entre las distintas tribus del sol azteca, pero no fue así. 

Basave enfrentó distintos tipos de obstáculos derivados de su política de realizar alianzas con el PAN; el golpeteo fue durísimo sobre todo en Veracruz, donde varios perredistas nada más no concebían apoyar a Miguel Ángel Yunes, a quien consideraban impresentable. Los inconformes alegaron que se pulverizaría el voto del PRD y que MORENA terminaría por acapararlo, lo cual terminó sucediendo. 

Sin lugar a dudas, Basave intentó hacer lo que consideró necesario para derrotar al PRI y para mantener la subsistencia del PRD. Me parece que actuó con excelentes intenciones, aunque la política de las alianzas me sigue pareciendo vergonzosa porque las realiza con el antagonista histórico de su programa (el PAN) y porque normalmente el candidato es un ex priista. 

Basave regresará a la cámara de diputados a continuar con su trabajo legislativo y el PRD seguirá carcomido por sus problemas internos. Es un partido ingobernable. 

Por su parte, Manlio Fabio Beltrones renuncia por los resultados de ese domingo fatídico para el PRI y aunque sigo pensando que sería simplista y erróneo culpar al sonorense por todas las derrotas, él como líder nacional es quien debió dar la cara y rendirle cuentas al presidente de la república. Cuenta Salvador García Soto en su columna para El Universal, que Manlio y Peña se reunieron en 2 ocasiones luego de la deprimente jornada electoral, Manlio habría puesto su renuncia sobre la mesa y Peña le pidió que lo reconsiderara, Manlio aceptó siempre y cuando hubiera sanciones para los gobernadores sin vergüenzas de Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua, cuyas administraciones dañaron tanto la imagen del PRI que provocaron la inevitable alternancia. Manlio también le habría solicitado a Peña la sanción de algunos miembros del gabinete que operaron desde sus secretarías en favor de los candidatos del PAN. 

La inevitable salida de Beltrones nos indica, según García Soto, que Peña Nieto prefirió cuidar a esos gobernadores impresentables y decidió no hacer nada contra los secretarios que acusó Beltrones. Peña Prefirió sacrificar al líder nacional del tricolor. 

En conclusión, Beltrones seguirá haciendo política, pero su salida de la dirigencia priista lo elimina a mi entender para competir por la candidatura presidencial en el 2018. Twitter: @gomez_cortina [email protected]

Deja un comentario