0 6 mins 3 años

                                
                          
Fondo y Forma.
Carlos Aranda Portal
No cabe duda, que nuestro presidente
electo, nos sigue dando muchas sorpresas,ya sea por él mismo o a través de los grupos
parlamentarios, llámense Diputados y Senadores, ya que en las cámaras tiene una
mayoría, que le permite hacer, propiamente lo que le venga en gana. 
El jueves
pasado, fue un jueves negro para la banca e instituciones financieras, debido a
la noticia que dio Ricardo Monreal, que se presentaría una iniciativa en la
cámara de Senadores, para que los bancos e instituciones financieras, dejaran
de cobrar, todo tipo de comisiones, las cuáles les representan, aproximadamente
el 30% de sus utilidades, en donde tan sólo en el año de 2017, cobraron el
equivalente a 108 mil millones de pesos aproximadamente por ese concepto.  
Hubo una baja muy importante de la bolsa de
valores de aproximadamente 5.8%, la más importante desde el año de 2011, por lo
que fue denominado como jueves negro para la bolsa de valores. 
El problema
radicó en que no se tomó para nada en cuenta, ni se consultó el punto de vista
de los propios banqueros, ni de la Secretaría de Hacienda, respecto a la iniciativa
presentada por Ricardo Monreal, quien es Senador y el coordinador de la
fracción mayoritaria del partido de Morena en el Senado 
Dicha iniciativa
pretende disminuir notablemente el cobro de comisiones, que dicha sea la
verdad, si resultan en muchos casos exageradas. 
El sólo anuncio de la
iniciativa mencionada, provocó la baja del 5.80 % -como ya lo había mencionado-
en la bolsa de valores Mexicana y a las instituciones financieras les
representó una baja en su cotización en dicha bolsa, del equivalente a 85,000
millones de pesos.  
Hubo bancos que
perdieron demasiado, como Banorte, que es el segundo banco más grande en
nuestro país y que le representó lo equivalente al casi 12%,. de baja en sus
acciones.  Grupo Santander bajó más del
8%  y así sucesivamente los demás bancos
según la agencia “Reforma”. 
El mismo Ricardo Monreal, tuvo que hacer
declaraciones, ese mismo jueves “negro”, para calmar los ánimos negativos de
los mercados, para finalmente Lopez Obrador, salir a decir que no habrá
modificaciones en las cuestiones que afecten directamente al país, como son
cuestiones financieras y fiscales, durante los próximos tres años, que serán
los primeros de su administración Federal como presidente electo. 
Lo
preocupante del caso, es que todavía no entra en funciones como presidente
electo y ya ha hecho diversas modificaciones, que son adecuadas para su
función, a través del Congreso de la Unión, quien ha aprobado, por la vía del
mayoriteo, dichas iniciativas, sin tomar en cuenta las menciones en contra,
sobre todo del PAN y del PRI, que son los que le siguen bastante atrás en sus
bancadas, respecto al número de representantes que tiene Morena en su haber. 
Es
de hacerse notar, según el director de “El Economista” en entrevista con Pepe
Cárdenas, la falta de coordinación entre las bancadas y el próximo presidente
de la república, así como de los interesados en cada caso, como en este caso,
los bancos y las instituciones Financieras, porque antes de hacer el anuncio de
la iniciativa, se debería haber comentado dicho punto con las instituciones
mencionadas, pero ni el propio Monreal, midió el impacto que iban a tener sus
declaraciones que no eran más que una simple iniciativa, que falta mucho, para
que entre en vigor. El propio Monreal, mencionó él mismo día, que sí,  se van a  tomar en cuenta, las opiniones de los
interesados en el tema, para calmar a los mercados. 
El peso tuvo una importante
depreciación frente al dólar, que llegó a los $ 20.60, lo que también afectó el
tipo de cambio. Hubo el viernes un fuerte rebote hacia arriba de la bolsa de
valores de nuestro país, pero a este señor AMLO, la realidad es que no se le
puede creer lo que afirma, pues de un momento a otro, cambia de opinión, aunque
diga y demuestre lo contrario. 
Uno más de los ejemplos de lo que menciono, está
escrito en un artículo del periodista Carlos Loret de Mola, por los excesos
cometidos por el hijo de Andrés Manuel, quien en contra de lo que afirma su
padre como “austeridad republicana” viajó a todo lujo en España, y se hospedó
en el hotel Villamagna de ese país, cuya sola noche cuesta 12 mil pesos
diarios, únicamente por el hospedaje y según fotografías que aparecieron en los
diferentes medios de comunicación, fue visto en los mejores restaurantes de
España, calificándolo Loret de Mola, como hijo “fifi”, uno de los muchos
epítetos denigrantes que usa como si anduviera en campaña,  nuestro presidente electo. 
Así pues, AMLO
sigue dando sorpresas, además de la cancelación del aeropuerto de Texcoco, que
ya llevaba un avance del 30% y era la obra más importante de este sexenio, que
también en forma afortunada, termina. 
Como corolario, podemos afirmar, que el
gobierno federal, no puede ni debe ir contra los mercados y que falta
coordinación entre las diferentes fracciones de Morena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *