0 4 mins 3 años

Celaya, Gto.- La Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG), realiza acciones de control y prevención contra enfermedades transmitidas por vector como dengue, zika y chikungunya, así como de saneamiento básico y manejo higiénico de alimentos en los panteones de los municipios que comprenden la Jurisdicción Sanitaria III de Celaya, informó el titular de la dependencia Daniel Alberto Díaz Martínez.

Debido al incremento de asistencia de personas a los campos en próximos días, la SSG en coordinación con áreas de Servicios Municipales de Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Celaya, Comonfort, Cortázar, Juventino Rosas, Tarimoro y Villagrán, realiza la eliminación de potenciales criaderos de moscos en los camposantos, así como la verificación de las redes de agua, sanitarios, disposición de basura y monitoreo de cloro residual.

Díaz Martínez mencionó que el objetivo es disminuir los riesgos de contraer algún padecimiento durante la visita a los panteones, por lo que a través de la Coordinación de Protección Contra Riesgos Sanitarios de la Jurisdicción Sanitaria III se lleva a cabo la verificación de calidad del agua, además de fomento sanitario en saneamiento básico al encargado de cada panteón.

 Mediante la misma coordinación se lleva a cabo los días 1 y 2 de noviembre la visita a los vendedores instalados fuera de los panteones para el manejo higiénico de los alimentos y su conservación, además de la orientación para desinfección de alimentos y utensilios, dotando de cubrecabello, cubrebocas y plata coloidal a quién lo requiera.

Otra de las vertientes de la participación de la SSG en estas fechas en los panteones, ahondó el secretario de salud del Estado, es la eliminación de los criaderos potenciales de mosco para disminuir la presencia del vector transmisor de enfermedades como dengue, zika y chikungunya, a través de las brigadas de control larvario, las cuales ya trabajan en los ocho municipios de la Jurisdicción Sanitaria III.

Explicó que son tres etapas en las cuales se desarrollan las acciones:

 Control físico, consiste en colocar una barrera física de forma temporal o definitiva entre el mosquito y el recipiente donde puede depositar huevecillos. Además de voltear, destruir, cubrir, proteger bajo techo o evitar el almacenamiento de agua en todos aquellos recipientes que sirvan como criaderos de larvas.

Desechar todos los recipientes que no tengan ninguna actividad con autorización del responsable de los panteones.

Aplicación de larvicidas, abarca el cuidar la vegetación que por su forma pueda almacenar pequeñas cantidades de agua, así como también podrá utilizarse en cualquier recipiente pequeño o grande como tambos, pilas, tinacos, cisternas, botellas, masetas, fuentes con agua para eliminar al mosco en su fase acuática.

Y nebulización, para atacar al mosco en su fase adulta. Sin embargo, Díaz Martínez solicita el apoyo de la población para que al asistir y llevar flores a los panteones se haga uso de flores artificiales y poner arena en los floreros y/o macetas, evitando así el uso de agua que pudiera convertirse en un criadero potencial de larvas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *