25 febrero, 2021

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Toño Arredondo renuncia por fuego amigo, no por repudio a la corrupción

7 minutos de lectura

La salida deshonrosa desfonda al único grupo político que hacía oposición y deja al PAN huérfano en Salamanca

  1. Toño Arredondo y su equipo dejaron un tiradero en la administración municipal de Salamanca. Incurrieron en muchos actos de corrupción en el manejo de los fondos de obra pública y cadenas de proveedores, que no alcanzaron a tapar a tiempo. Le apostaron a la reelección para ir subsanando y encubriendo las irregularidades y para seguir haciendo lucrativos negocios. Cuando Toño perdió la reelección a manos de la ex panista Bety Hernández, empezaron a soplar los vientos de su desgracia. Porque no solo se trataba de la corrupción generada en el trienio de Arredondo, sino también de los malos manejos que tuvo que cubrir, e incluso dar continuidad, originados en el sexenio de Justino Arriaga, su jefe político, ex alcalde y pieza clave para que Arredondo llegara a la presidencia municipal. Toño está pagando por la corrupción acumulada de dos trienios panistas de Salamanca.
  2. Javier Pérez, titular de la Auditoría Superior del Estado, hizo un esfuerzo genuino por tratar de ayudar a Toño Arredondo a solventar las observaciones de los auditores. Recibió instrucciones claras para ello. Pero la cantidad de irregularidades y fondos malversados estaban fuera de toda proporción. Javier se vio imposibilitado para sacar adelante la encomienda, pues estaba poniendo en juego su propia carrera y posición al no sentar en el banquillo al exalcalde. Él mismo peligraba al dejar pasar un pez tan gordo.
  3. El propio Toño no compartió con sus superiores la verdad de lo que había en las cuentas del municipio. Aceptó el reto de una auditoría integral promovida por los propios diputados de la fracción parlamentaria del PAN en el congreso local. Ese fue un grave error. Como es sabido las auditorías de la ASEG incluyen varias etapas: generación de pliego de observaciones, elaboración de un informe de resultados, presentación de un dictamen técnico-jurídico e informe final. En el camino cualquier francotirador podría hacer filtraciones demoledoras a la prensa sobre los avances de las investigaciones, como en efecto ocurrió.

Ilustración: Pinche Einnar

  1. El gobernador Diego Sinhue confió en Toño. Se la jugó con él. Luego del triunfo de MORENA en Salamanca nombró a Toño Arredondo como subsecretario en la SEDESHU, en parte por simpatía, en parte para evitar que Bety Hernández se adueñara de todo el espectro mediático de la ciudad petrolera y en parte para ir preparando el terreno para recuperar Salamanca en 2021. Toño era de nueva cuenta el precandidato del PAN a la alcaldía. Todo eso se derrumbó. Arredondo le mintió al gobernador para poder saltar al gobierno estatal, pues Sinhue jamás habría aceptado su incorporación de haber sabido a tiempo la bomba de tiempo que tenía entre sus manos.
  2. Es difícil saber quién filtró el documento que provocó la renuncia de Toño, cuyas incendiarias conclusiones aparecieron publicadas en la primera plana del periódico Correo, en días pasados. Pero es casi un hecho que se trató de fuego amigo. La comisión de Hacienda y fiscalización del congreso local tiene un largo historial de filtración de informes de auditoría. Dos diputados panistas en particular son señalados por haber participado en la conspiración para destruir la carrera política de Toño Arredondo. Aunque es un hecho que, desde las amenazas hacia su persona por parte de grupos del narcotráfico, Arredondo había tenido una agenda de actividades muy limitada. No ejercía el cargo de subsecretario a plenitud. Incluso se ausentaba con mucha frecuencia y no asistía a sus oficinas para atender reuniones y compromisos inherentes al cargo. Su salida de la subsecretaría apenas se sentirá, pues nunca se comprometió al 100% con su nuevo empleo.
  3. Su renuncia de la SEDESHU no sorprende por haber ocurrido, sino por haber tardado tanto. Para encubrir el gigantesco hoyo financiero que había en las cuentas municipales se requerían dos cosas: A) la colaboración y apoyo de las actuales autoridades municipales y B) Un trabajo de gabinete de varios meses y muy seguramente reintegrar recursos a las arcas municipales y de ramo 33. Pero el calvario aún no termina. Está pendiente que la Auditoría Superior de la Federación presente sus conclusiones sobre el último año de gobierno de Toño Arredondo y de una auditoría ex profeso en marcha. Esta telenovela nos garantiza capítulos espeluznantes y de pronóstico reservado.
  4. La salida de Arredondo generará nuevos sobresaltos al interior de la “fábrica de gobernadores”. Como es sabido, de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano surgieron los dos últimos gobernadores de Guanajuato: Miguel Márquez y Diego Sinhue. El siguiente titular de la SEDESHU sería un precandidato natural del PAN a la gubernatura. Todos dan por un hecho la salida en los próximos meses de Gerardo Morales, de la titularidad de la SEDESHU. Ya sea para atenderse padecimientos médicos que le aquejan o como candidato del PAN a la alcaldía de Dolores. Es decir, la SEDESHU quedará acéfala dentro de poco. Con la eliminación de Arredondo ya solo quedan dos subsecretarios en la línea sucesoria: Gerardo Trujillo Flores, subsecretario de Inclusión e Inversión para el Desarrollo Social y Aldo Márquez, subsecretario de Operación para el Desarrollo Humano. Trujillo fue presidente estatal del PAN y de facto, coordinador de campaña de Diego en 2018 ya que Luis Felipe Bravo solo lo fue en el papel. Aldo por su parte, cuenta con el respaldo del todopoderoso Charlie Alcántara, jefe de gabinete y principal operador político de Diego. Un duelo de máscara contra cabellera. Aldo es de hecho el ángel mayor, del autodenominado grupo de los “Ángeles de Charlie”.
  5. ¿Qué es lo que sigue? Es casi un hecho que la renuncia de Toño lo blindará de la instauración de procedimientos de responsabilidad de mayor calado. Difícilmente gobierno del estado lo someterá a la doble pena del escarnio público y las sanciones penales. Quizá se dé luz verde a las sanciones administrativas y civiles, pero Toño no pisará la cárcel. Se aplicarán tácticas dilatorias para evitar que un ex integrante del gobierno estatal y connotado panista enfrente un proceso judicial. La vara con la que se midió a Bárbara Botello en León será totalmente distinta a la que se use para medir a Toño Arredondo en Salamanca. De los recursos públicos que no aparecen, ya ni hablemos. No los van a encontrar en ningún lado y se deberán contabilizar como pasivos en la cuenta pública del municipio. Ni aparecerá el dinero y tampoco nadie pisará la cárcel. El castigo para Toño solo será la muerte política. Una muerte en vida para alguien con la juventud y aspiraciones como las del ex alcalde de Salamanca.
  6. Pero la deshonrosa salida de Toño de la subsecretaría de la SEDESHU también abre una ventana de oportunidad para el gobernador Diego Sinhue y su joven equipo. Está es la oportunidad perfecta para hacer lo que Miguel Márquez intentó y no pudo: deshacerse del clan de los Justinos. La debacle moral del grupo de Justino Arriaga los deja fuera de la pelea por la candidatura del PAN a la alcaldía en 2021. El segundo grupo político que por justicia podría tomar la estafeta sería el de Karina Padilla, titular de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial, ex integrante del grupo de Fernando Torres Graciano y varias veces postulante a la alcaldía. En teoría, Galo Carrillo, actual presidente del comité directivo estatal del blanquiazul en Salamanca, forma parte del grupo político que lidera la procuradora ambiental. Veremos si los jefes estatales azules permiten que una mujer abandere los esfuerzos de Acción Nacional para recuperar un municipio que les dolió mucho perder. En estos momentos Karina es su mejor carta.
  7. La gran ganadora de este ajuste de cuentas azul es Bety Hernández. Deja en el camino a un rival de peligro que había generado constantes estrategias de contracampaña en los últimos meses. Audios, publicaciones de Facebook, memes, etc., fueron producidos y difundidos por el primer círculo de Toño para bajar los niveles de intención de voto de MORENA en Salamanca. Por falta de conocimientos y experiencia olvidaron un principio básico de cualquier guerra sucia. Antes de atacar, hay que blindar cualquier debilidad propia. Antes de sacar la espada hay que tener listo el escudo. Pero es un hecho que no hay nada más difícil en la vida que entender lo simple.
COMPARTE ESTA HISTORIA

 10

...

David Saucedo

@DAVID_SAUCEDO_

Politólogo, con estudios en economía por la Univ. Complutense de Madrid. Consultor en marketing político, políticas públicas y diseño de estrategias en materia de seguridad.

Deja un comentario