21 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Un Seguro Saturado… Para que sirve?

3 minutos de lectura
Por.-Jesús
Sosa León
Una vecina, de edad ya avanzada, se levantó
esa mañana  muy temprano, para  pedir consulta médica en el seguro popular por
el rumbo de la Colonia Emiliano Zapata.
Sabía que debía llegar antes del amanecer,
pero nunca se imaginó que a las cuatro de la madrugada ya habría tal cantidad
de personas también esperando atención.
Con todo y el enorme dolor que padecía
en el hombro derecho, decidió esperar para conseguir el deseado pase.
Ya avanzado la mañana, empezaron a
repartir las fichas y, ante él enojo de muchos de los ahí presentes, la
empleada anunció con un inocultable dejo de prepotencia, que sólo se otorgarían
catorce citas.
Al día siguiente, la vecina consiguió
que uno de sus hijos la llevara a las dos de la mañana y encontró que había un número
mayor de personas esperando conseguir cita. Al cabo de varias horas, salió otra
empleada y les volvieron a decir que sólo alcanzarían quince personas y les aconsejó
que si tenían algún dinero, mejor se atendieran con un medico particular.
Volvió a quedarse sin  atención médica para su hombro.
Lo anterior no es una ficción… ojalá lo
fuera. Es la realidad que viven miles, millones de mexicanos afiliados a un
Seguro Popular que cada vez se colapsa más dramáticamente.
La intención de este programa, de
acuerdo a su filosofía es “proteger a toda la población que no cuente ya con un
seguro social de gastos médicos, buscando de este modo que todos los
integrantes de las familias afiliadas al seguro popular tengan acceso a los
servicios de salud, médicos, hospitalarios, farmacéuticos y quirúrgicos”.
Sin embargo, en la realidad, el Seguro
Popular ha adolecido de fallas hasta garrafales.
Actualmente tiene registrados a más de
57 millones de beneficiarios en el país.
Hace unos meses se tuvo  que depurar el sistema ya que en sus padrones
se detectaron  cerca de 4 millones 500
mil derechohabientes que también estaban afiliados al IMSS y 780 mil que se
encontraban registrados en el ISSSTE.
En Guanajuato se localiza una de las mas altas cifras de afiliados
al Seguro Popular con más de 3 millones de personas.
Y aun así, con todo y las saturaciones inmensas que tiene su
sistema, el gobierno federal quiere atiborrarlo más, en franco detrimento de la
atención que merecen sus incorporados.  
En una de esas “geniales” medidas que
han caracterizado su administración, el presidente Enrique Peña Nieto anunció,
el pasado  25 de mayo, el registro de 8.3
millones más  de beneficiarios al Seguro
Popular, que se encuentra al mismo tiempo en los programas “Prospera” y “65 y
Más” para adultos mayores.
Por si fuera poco, para el próximo Ciclo
Escolar, se pretende afiliar  a más de 6
millones de alumnos de escuelas públicas.
Sin duda son medidas que más tienden a
lograr objetivos electorales que funcionales. Y eso, dígame si no, es populismo,
una verdadera falta de visión.

Total, Peña Nieto ya se va… ¿que puede importarle
el futuro de este noble proyecto?  

Deja un comentario