30 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Y Si Gana Trump?

3 minutos de lectura
Por.- Jesús Sosa León
Olvídese usted de los desplantes
altaneros y excluyentes de los que ha hecho gala; de su propuesta elitista y
segregacionista y, bueno, hasta de su ridículo copete. No se deje cegar por
sentimientos de antipatía o prejuicios Simplemente analice con fría objetividad
lo que pasaría para México si Donald John Trump fuera el 45o. presidente de los
Estados Unidos.
Si, por ejemplo, Trump cumple sus
promesas de campaña, durante el primer año de su mandato podría generar una
caída de casi un 4.9% del Producto Interno Bruto de México. Cosa que, sería un
severo golpe económico para nuestro país. Especialistas como Gabriela Siller,
directora de análisis financiero de Banco Base, ha señalado que el riesgo de debacle
es mayúsculo si se considera que México ha crecido por debajo del 2.5% anual en
los últimos tres años
Una propuesta que ha reiterado Trump es
retener remesas e imponer un impuesto de 30% a exportaciones mexicanas, a
través de una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Tratado que, por cierto, hasta Hillary Clinton ha prometido revisar y
renegociar.
De acuerdo con esto, México perdería más
de 25 mil millones de dólares por el bloqueo de remesas. Si Donald Trump
quisiera renegociar o, peor aun,  dar por
terminado el Tratado,  las consecuencias
para la economía mexicana serían devastadoras. Según Trump, las cifras económicas
muestran claramente cómo el gran ganador del TLCAN es México.
Recuerde que los principales socios comerciales
de los Estados Unidos son los países del TLCAN, que incluye a México y Canadá,
China (que tiene un importante excedente comercial con Estados Unidos) y la
Unión Europea.
Sin embargo, la balanza comercial de
Estados Unidos es estructuralmente deficitaria. Con la reactivación económica
mundial, el déficit ha empeorado aún más. Las exportaciones industriales y los
productos petroleros son las exportaciones que más han caído.
Nuestra 
nación  se ha visto beneficiada,
además, por todas las empresas que han emigrado de Estados Unidos para
instalarse en nuestro país y desde acá realizar su producción para
posteriormente exportarla al vecino del norte.
El candidato republicano ha asegurado:
“No me importan las guerras comerciales cuando estamos perdiendo 58,000
millones de dólares al año”, en franca referencia al déficit comercial de
Estados Unidos con México en el 2015.  Sin
duda, uno de los sectores más afectados en ésta guerra económica sería
la industria automotriz estadounidense, que ha integrado completamente a México
a su red de producción. El año pasado cruzó la frontera libre de aranceles un
estimado de 118,000 millones de dólares en vehículos y piezas de autos.
Pero que posibilidad hay de que esta
pesadilla se materialice?
Bueno, un reciente sondeo de la
cadena  CNN, coloca a Trump con una
intención de voto del 48 por ciento contra el 45 por ciento para Clinton en una
cerradísima competencia.
Otra encuesta de la Universidad
Quinnipiac mostró que Hillary Clinton tiene una ventaja de solo dos puntos a
nivel nacional -un 42% contra 40% de Trump- lo que indica una contienda mucho
más cerrada que la que han mostrado otras recientes encuestas.
 Y,
finalmente, un muestreo de la agencia Reuters/Ipsos, practicado en los 50
estados de aquel país,  muestra un 41 por
ciento de respaldo para Clinton y un 38 por ciento para Trump.

Como bien puede verse: la moneda está en
el aire…

Deja un comentario